Limpieza de Pisos

Limpieza de Pisos


El tapete que se coloca en la entrada de las casas es una excelente opción para limpiar las suelas de los zapatos, ya que éstas recogen entre el 80 y 85% de la suciedad que traemos en ellas.

Cambiarse de zapatos a la hora de llegar a casa y colocarse unas sandalias es otra opción que podemos usar para no ensuciar el piso de nuestras casas.

Limpieza de Grifos

Limpieza de Grifos


Para dar brillo a los grifos (de tu cocina o baño) te recomendamos limpiarlos con agua caliente y vinagre, eso ayudará a quitar las manchas blancas que se forman. Después usas nuestros Bactericidas Multiuso (en cualquiera de su presentación) con un trapo húmedo y repasas las áreas que limpiaste anteriormente para que ese lugar (baño o cocina) quede resplandeciente y con un agradable aroma que perdura.

Limpieza de Juntas de Cerámicas


En el proceso de limpieza no se puede pasar un detalle por alto que es muy importante cuando tienes cerámicas en pisos y paredes. Cómo todos sabemos un hogar brillante en limpieza, que mantenga un agradable aroma es importante y dice mucho de la familia que en el habitan.

Limpieza de Casas con Mascotas


Cuando decidimos tener mascotas en el hogar lo hacemos con la idea de aportar más alegría a la casa, tener un compañero, un amigo y complementar la familia. Nos imaginamos saliendo a pasear con el perro, jugando con los niños, recostados en el sofá mientras le rascamos la panza y muchas escenas más.

Sin embargo, lo que nunca imaginábamos era llegar a casa y ver la base de la mesa mordida, la puerta arañada, los cojines sin relleno, los zapatos rotos y la cama y sillones llenos de pelos.

Para que esto no te pase, aquí te dejo algunas recomendaciones sobre la limpieza de casas con mascotas y algunos consejos para evitar que el perro destroce tu hogar.

Mantenimiento y limpieza del hogar

Algo verdaderamente definitivo –y te lo digo por experiencia después de tener más de 15 perros a lo largo de mi infancia y parte de vida adulta– es que por más cuidadoso que seas, hay ciertas cosas que no puedes evitar pero sí remediar, como por ejemplo: